Últimas noticias Apple Canon Casio Fujifilm HTC LG Nikon Nokia Olympus Panasonic Pentax Ricoh Rollei Samsung Sony  
Lets Go Digital
 
     
Powered by True
Counted by OneStat.com
Print Digital Camera Review Print Digital Camera Review Digital Camera Specifications


Canon EOS 300D | Digital Camera Review | Ajustes
Como hemos mencionado antes, la EOS 300D ofrece las diferentes funciones y posibilidades que hemos de esperar de una cámara de sistema. De todas formas, hay dos cosas que me molestan: ¿Por qué Canon ha optado por no dar al usuario la posibilidad de elegir la medición de exposición o el ajuste AF? Admito que la mayoría de usuarios no verán esto como un gran defecto, pero encuentro a faltar estas opciones creativas, que harán que los fotógrafos avanzados duden en adquirir una réflex digital asequible o vayan a buscar una en el segmento de la EOS 10D. El dial de comandos en la parte superior de la cámara da acceso directo a los ajustes automáticos, semi - automáticos o manuales. Quien desee tomar fotografías sin tener que pensar, solo tiene que colocar el dial en la zona verde, en la que la EOS 300D funciona de forma completamente automática, de forma que la exposición, el enfoque, etc son decididos por la cámara en el momento de la captura de la imagen, excepto el ajuste de la calidad de imagen que es a elección del usuario. Además de la zona verde, la cámara tiene diversos modos de escenas predefinidos, en los que para captar una situación fotográfica especial, la cámara pone el énfasis en unos ajustes determinados. Si deseamos ir un paso más allá podemos usar la prioridad de apertura o la prioridad de velocidad, o activar el modo completamente manual.
Canon EOS 300D | Digital Camera Canon EOS 300D | Digital Camera
La EOS 300D ofrece una amplia gama de ajustes del balance de blancos, incluyendo la posibilidad de medir el equilibrio de color y almacenarlo por separado en una tarjeta de memoria. Una buena solución si la cámara se utiliza en diferentes localizaciones con diversas situaciones de luz o si la cámara se usa por parte de más de un usuario, cada uno con su propio ajuste preferido del balance de blancos. Esta función la esperaríamos en una cámara más profesional, y no en un modelo de gama más baja como este, hubiera preferido tener antes las opción de seleccionar el sistema de medición de luz. El ajuste de balance de blancos, tanto en interiores como en exterior, está muy bien resuelto por la EOS 300D, con una reproducción del color ligeramente cálida en lugar de neutra, excelente de todas formas.

Uno de los puntos más destacados de la gama de cámara réflex Canon es el nivel de ruido en las imágenes. Incluso en los valores ISO más elevados (ISO 400 y superiores), prácticamente no encontramos ruido, asumiendo una correcta exposición de la imagen, ya que las imágenes subexpuestas siempre tienen más ruido. Podemos utilizar sin problemas incluso los valores ISO más elevador, a partir de 1600, algo excepcional para una cámara de este precio. Los ajustes ISO posibles en los programas automáticos van entre 100-400 ISO, mientras que en los otros modos podemos llegar a 1600 ISO.

El flash integrado de la EOS 300D tiene un alcance restringido, suficiente para objetos a corta distancia (aproximadamente 4-5 metros), pero para una mejor iluminación hemos de buscar unidades de flash externas de tipo Canon Speedlight EX. El flash integrado a veces equivoca la exposición, resultando en objetos subexpuestos, lo que se puede corregir compensando la exposición del flash, solución que no se corresponde a la comodidad de uso que debería tener la EOS 300D. Los otros ajustes del flash funcionan correctamente, como la reducción de ojos rojos y la sincronización lenta. Por otra parte, el balance de blancos automático de la EOS 300D no siempre acierta el equilibrio de color correcto en circunstancias de luz artificial, en las que se observa una dominante de color.

Las imágenes realizadas con la EOS 300D fueron tomadas en combinación con el objetivo estándar Canon 18-55 lens. En comparación con su precio, los resultados son sorprendentemente buenos. Esta óptica de bajo precio es capaz de producir imágenes de gran nitidez llenas de contraste. Naturalmente, existen diferencias si tomamos la misma imagen con diferentes diafragmas.
He conseguido resultados excelentes con una apertura de f8, y con aperturas mayores las imágenes tienen menor nitidez. La combinación tiene buenos resultados en diversas situaciones, la luz de asistencia al AF ofrece ayuda al enfoque en circunstancias complicadas de iluminación, y se activa automáticamente a través del flash integrado. Al pulsar el disparador hasta la mitad, se disparan una serie de pequeños destellos de flash para iluminar el sujeto, de forma que la cámara tiene la oportunidad de enfocar. Canon ofrece sin duda un kit excelente en esta combinación de cámara y objetivo.

La cámara incorpora siete diferentes tamaños de archivo o compresiones. La resolución máxima ofrecida es más que suficiente para realizar hasta el máximo tamaño de ampliación disponible actualmente en los laboratorios fotográficos (hasta 50x75cm). En la práctica muchos usuarios ajustarán la cámara en formato JPEG, que es más fácilmente accesible que el formato RAW. A pesar de ello, quien desee experimentar directamente la calidad de la cámara y no tenga miedo del proceso de edición, debe probar el formato RAW. Es un ataque a la capacidad de almacenamiento de la tarjeta de memoria, hablamos de entre 7-8MB por imagen, en lugar de los 3.5MB del formato JPEG (en la resolución más alta y la compresión mínima) pero vale la pena ponerlo a prueba. El formato RAW es, de hecho, el que nos proporciona la imagen real, sin haber sido editada por el software interno de la cámara, podemos decir que es una especie de negativo digital. Las imágenes en formato RAW se han de descargar mediante un determinado programa, para almacenarla a continuación en formato TIFF o JPEG para su posterior edición. Esta manera de tratar las fotos no es la más rápida con la EOS 300D, ya que el software que utiliza no es el más rápido de esta clase, en comparación con las marcas de la competencia. El formato RAW, por ejemplo, podemos siempre almacenarlo en un CD-ROM como la imagen original.

Las opciones de idioma en los menús de la Canon EOS 300D son inglés, alemán, francés, castellano, holandés, italiano, danés, noruego, sueco, finlandés, chino y japonés.

Los ajustes que ofrece la EOS 300D son suficientes para los consumidores a que va dirigida. Para quien busque una mayor libertad, especialmente en cuanto a los ajustes de la exposición y el sistema de enfoque, probablemente no aceptarán este nivel de automatización.
Canon EOS 300D Canon EOS 300D
   
Nikon D3300
  Android Apps Camaras digitales Smartphones Software Tablets Telefonos moviles Videocamaras   CES CeBIT Gadgets IFA Photokina PMA